Son muy conocidas las propiedades del aloe vera en la piel (hidrante , regeneradora, calma las rojeces tras exposición solar y quemaduras, cicatrices , picaduras de insecto...) y de esas mismas propiedades son de las que se beneficia todo el tubo digestivo cuando se ingiere en forma de jarabe, o también si se ingiere en forma de capsulas tendríamos los efectos beneficiosos en todo el organismo y se reforzará todo el sistema inmunitario.


El principal efecto al ingerirlo es su acción laxante, más potente que el sen o la cáscara sagrada, se recomiendan dosis de 10-30 mg al día unas 2 -3 veces por semana durante 1-2 semanas, si el estreñimiento continua tras dos a cuatro días de tratamiento consulte con su médico.
La acción laxante tiene lugar en el colón, aumenta la motilidad intestinal por acción directa sobre las terminaciones nerviosas, también aumenta la secreción de cloruro, disminuyendo la absorción de líquidos y electrolitos lo que da lugar a la presión intestinal y el efecto laxante.


Puede ser interesante usarlo después de haber pasado por un tratamiento de quimioterapia , ya que los efectos secundarios de ésta, son especialmente dañinos a lo largo de todo el tubo digestivo desde llagas en la boca , inflamación a lo largo de garganta, esófago y todo el intestino, acabando con las molestas hemorroides(aunque en caso de hemorroides no está indicado),también ayuda a eliminar toxinas, e igualmente es recomendable tras pasar por un tratamiento de radioterapia que afecte a alguna zona del tubo digestivo , el cuerpo agradecerá las propiedades antiinflamatorias, lenitivas y balsámicas del aloe , aunque siempre recomendamos consultar primero con su médico.


los componentes del aloe vera: fracciones de proteínas, pequeños polisacáridos, la N-acetilglucosamina y la N-acetilcisteína poseen esa acción anti-inflamatoria. Por otro lado los polisacáridos más grandes y los arabinogalactanos (polisacáridos del alerce) son capaces de fortalecer el sistema inmunitario. También hay evidencias de que el consumo humano de arabinogalactanos del alerce tiene un efecto significativo en la mejora de la microbiota intestinal beneficiosa, aumentando específicamente bifidobacterias y lactobacillus.


Se recomienda tomar el aloe antes de acostarse, para que sus efectos laxantes aparezcan a primera hora de la mañana, si fuera necesario una segunda dosis se tomaría a primera hora de la mañana.


No se debe tomar en los siguientes casos : diarrea, hipersensibilidad al aloe, obstrucción intestinal, enfermedades intestinales inflamatorias crónicas, hemorroides, deshidratación, síntomas gastrointestinales inespecíficos como dolor abdominal de origen desconocido, náuseas ,vómitos(los efectos laxantes del aloe pueden enmascarar enfermedades graves como apendicitis, obstrucciones intestinales o cáncer de colon).